La obesidad en la búsqueda del embarazo

Como afecta la obesidad en el embarazo
La obesidad es una enfermedad que produce numerosos síntomas a nivel físico y mental. Este problema afecta negativamente todos los ámbitos de la vida de la persona, por eso, a la hora de buscar un embarazo la obesidad en la mujer puede ser causa de grandes dificultades. Se considera que una persona padece sobrepeso cuando su índice de masa corporal obtenido de la fórmula peso / (estatura x estatura) da como resultado más de 25, pero si este índice sobrepasa los 30, estamos hablando de obesidad. Esto significa que una persona cuyo IMC se encuentre entre 20 y 25 estaría en su peso normal.

La obesidad y la nutrición
La nutrición guarda una estrecha relación con la fertilidad. Pese a que la mujer obesa ya no es considerada aquella que ocupa su tiempo en comer solo por el hecho de que la comida le da placer sino que se trata de una persona enferma, porque aún sabiendo del daño que le ocasiona esta ingesta no puede dejar de hacerlo a raíz de la misma enfermedad. La falta de nutrientes, el exceso de ingesta de grasas saturadas, la imposibilidad de reducir las porciones son entre otros los factores importantes de la relación que existe entre obesidad y nutrición

Problemas de la obesidad en el embarazo
Una mujer obesa puede quedar embarazada previo tratamiento contra su obesidad, por distintos motivos, la misma obesidad trae aparejada enfermedades del orden hormonal (falta de ovulación, menstruación irregular, etc.), glandular o autoinmune como problemas con la glándula tiroides Cuanto mayor sea el sobrepeso más posibilidades hay de padecer hipertensión, problemas cardiovasculares y diabetes, por consiguiente si bien puede embarazarse debería resolver con anticipación estos problemas para luego dedicarse a buscar un embarazo, si los problemas anteriores se encuentran controlados no hay razón para pensar que una mujer obesa está impedida de embarazarse, además en las personas obesas la libido se ve afectada, las mujeres suelen sentirse poco atractivas y sentir vergüenza de su propio cuerpo, lo que dificulta las relaciones sexuales, las puede tornar poco placenteras, dolorosas o incluso llevar a la mujer a cumplir con el acto sólo con el fin de concebir, sin poder disfrutarlo realmente. Cuando esta situación altera el estado anímico y la relación de pareja es necesario consultar con un especialista para superar estos obstáculos. Una vez que se baja de peso en general estos problemas suelen revertirse por sí solos pero es necesario un estricto control ginecológico para determinarlo. La detección del embarazo o posibles problemas mediante ultrasonido también se dificulta debido a la mayor cantidad de grasa localizada en los tejidos.
Pero además de estas dificultades al momento de lograr el embarazo también se enfrentan a problemas de salud antes y durante el mismo.. Estas enfermedades pueden afectar significativamente a la mujer embarazada y los médicos suelen recomendar cesárea programada para evitar complicaciones durante el parto. La diabetes gestacional puede desarrollarse en mujeres que no la presentaban previamente y se la vincula con partos prematuros y bebés de más de cuatro kilos y medio.
Para evitar estos problemas en la mamá y en el futuro bebé, es indispensable que antes de buscar el embarazo la mujer obesa comience un tratamiento para bajar de peso y normalizar su situación.

En BabySitio podemos encontrar un excelente articulo sobre Preconcepción: Dieta para la mujer para la búsqueda de un embarazo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s