Histerosalpingografía

La histerosalpingografía,  es un examen de rayos X de las trompas de Falopio y el útero de una mujer que utiliza una forma especial de rayos X llamada fluoroscopía y un medio de contraste.

Un rayos X (radiografía) es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar las condiciones médicas. La toma de imágenes con rayos X supone la exposición de una parte del cuerpo a una pequeña dosis de radiación ionizante para producir imágenes del interior del cuerpo. Los rayos X son la forma más antigua y de uso más frecuente para producir imágenes médicas.

La fluoroscopía es una técnica especial de rayos X que posibilita ver los órganos internos en movimiento. Durante una histerosalpingografía, el útero y las trompas de Falopio se llenan con un medio de contraste soluble en agua, y el radiólogo puede usar la fluoroscopía para ver y evaluar la anatomía y funciones de dichos órganos.

La histerosalpingografía se utiliza principalmente para examinar a las mujeres que tienen dificultad para quedar embarazadas permitiéndole al radiólogo evaluar la forma y estructura del útero, la abertura de las trompas de Falopio, y cualquier fibrosis dentro de la cavidad uterina peritoneal (abdominal).

El procedimiento puede utilizarse para investigar abortos espontáneos repetidos que resultan de anormalidades congénitas o adquiridas del útero y determinar la presencia y gravedad de estas anormalidades, incluyendo:

  • Masas de tumor dentro de la pared uterina, tales como pólipos y fibroides
  • Adherencias

La histerosalpingografía también se utiliza para evaluar la abertura de las trompas de Falopio y controlar los efectos de la cirugía de trompas, incluyendo:

  • Obstrucción de las trompas de Falopio debido a infección o fibrosis
  • Ligadura de trompas
  • Cierre de las trompas de Falopio en un procedimiento de esterilización y anulación de la misma
  • Reapertura de las trompas luego de una obstrucción relacionada con una enfermedad o esterilización

Este examen generalmente se realiza de forma ambulatoria.

El procedimiento es similar a un examen ginecológico. La paciente es ubicada en la mesa de examen, sobre su espalda, con las rodillas dobladas o con los pies sostenidos en estribos, y se introduce un espéculo en la vagina. Luego se enjuaga la cerviz y se introduce en la misma un catéter. Se retira el espéculo y la paciente es posicionada cuidadosamente debajo de la cámara de fluoroscopía. Luego, el medio de contraste comienza a llenar la cavidad uterina, las trompas de Falopio y la cavidad peritoneal a través del catéter y se toman imágenes fluoroscópicas.

En algunos casos, si se encuentran ciertas anormalidades, se le pedirá a la paciente que descanse hasta 30 minutos para poder obtener una imagen retrasada. Esta imagen puede proporcionar indicios sobre el estado de la paciente que las imágenes originales con el medio de contraste no proporcionan. Algunas veces, una imagen de rayos X se tomará el próximo día para garantizar que no existe fibrosis rodeando los ovarios.

Al finalizar el procedimiento, se retira el catéter y la paciente puede sentarse.

Al completar el examen, se le solicitará a usted que espere hasta que el tecnólogo determine que se hayan obtenido todas las imágenes necesarias.

La histerosalpingografía por lo general se realiza en 30 minutos.

Información extraída de radiologyinfo.org para mas información visita su página 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s